martes, 9 de diciembre de 2008

¿Bullying en preescolar?



¿Qué es el Bullying?
El “bullying” es una conducta de hostigamiento o persecución física o psicológica que
realiza un alumno contra otro, a quien elige como blanco de repetidos ataques.


El hostigamiento puede ser diferente según las edades, el género, el entorno, la
reacción de los demás, la condición socio económica, etc.
El bullying puede ser :


• Físico: pegarle, tirarle las cosas, hacerle zancadillas, robarle tareas o útiles,
tirarle objetos, ensuciarlo, atarlo, etc.

• Verbal: ponerle sobrenombres, insultarlo, poner en evidencia defectos físicos,
menospreciar, etc.

• Exclusión social: ignorarlo, hacerle el vacío, inventar historias falsas, contar
intimidades, no invitarlo a reuniones, no sentarse con él, etc.


El bullying físico es mucho mas frecuente entre los niños y la exclusión social entre
las niñas.


No ser amigo de alguien NO es bullying.
No querer pasar tiempo con alguien NO es bullying.
Armar una estrategia para que nadie se acerque a alguien SI es bullying.


EL BULLYING EN PREESCOLAR



Las estadísticas indican que la edad más frecuente de que aparezca bullying es entre
los 7 y 14 años. Sin embargo hay conductas que aparecen en niños más pequeños,
pero son difíciles de medir por falta de métodos específicos.



En niños más pequeños ( 3-4 años) generalmente la agresión es física y por
motivos concretos.


Hay menos estrategia, y si la hay, no siempre se puede sostener en el tiempo.


Un niño a esa edad puede tener una conducta de hostigamiento por un motivo un día
y al siguiente olvidarse que eso ocurrió si no aparece el mismo estímulo.


Sin embargo, podría considerarse a estas conductas “probullying”, que cuando son
reforzadas por el entorno o no son interrumpidas por la maestra, se consolidan como
modelo de éxito. Esto es lo que aplicará más adelante cuando pueda organizar su
conducta hasta llegar a una situación real de bullying.
En edades tempranas el bullying más frecuente es el físico directo (pegar, empujar) y
el social directo (no dejarlo jugar).
Las formas indirectas (hacer que los demás no jueguen con él) necesitan mas
planeamiento y ya empiezan a observarse en el preescolar.


¿Como deben actuar los padres ante un hijo acosador?


Tienes y debes acercarte a tu hijo, platica con él.


Relaciónate más con los amigos de tu hijo y observa qué actividades realizan.
Una vez que hallas creado un clima de comunicación y confianza con tu hijo, pregúntale el porque de su conducta.


Si comprobaste que tu hijo es un acosador, no ignores la situación porque seguramente se agravará, calmadamente busca la forma de ayudarlo.


Jamás debes usar la violencia para reparar el problema. Violencia genera violencia, ¿donde esta la solución? . Tampoco culpes a los demás por la mala conducta de tu hijo.


Nunca dejes de demostrarle amor a tu hijo, pero también debes hacerle saber que no permitirás esas conductas agresivas e intimidatorios, deja muy claro además las mediadas que se tomarán a causa de su comportamiento y en caso de que continúe de esa manera.


Cuando se detecta un caso de bullying, los padres del niño deben trabajar conjuntamente con la escuela para resolver el problema de una forma inmediata. Habla con los profesores, pídeles ayuda y escucha todas las críticas que te den sobre tu hijo. Mantente informado de como la escuela esta tratando dicho caso y los resultados que se están obteniendo.


A través de la comunicación con tu hijo podrás darte cuenta de sus gustos y aficiones, canaliza su conducta agresiva por ese lado; si por ejemplo le gusta el fútbol inscríbelo en un club deportivo, si le gusta tocar algún instrumento llévalo para que tome clases.


Crea un ambiente en tu hogar donde el chico se sienta con la confianza de manifestar sus insatisfacciones y frustraciones sin agredir . Enséñale buenos modales.


Debes enseñarle a tu hijo a reconocer sus errores y a pedir disculpas a quienes les halla hecho daño, elogia esa buenas acciones.


¿Qué hacer si mi hijo es la víctima?



Investiga minuciosamente lo que está ocurriendo, platica con sus compañeros más cercanos, maestros, amigos y familiares.


Platica con tu hijo y hazle sentir que puede confiar en ti , así él se sentirá cómodo al hablar contigo acerca de todo lo bueno y lo malo que esté viviendo.


Hablen del tema. Escucha a tu hijo, deja que se desahogue.


Si efectivamente comprobaste que lo están acosando, manten la calma y no demuestres preocupación, el niño tiene que ven en tu rostro determinación y positivismo.


Compromete te a ayudar a tu hijo, y muy importante, haz le saber que él no es el culpable de esta situación.


No trates de resolver el problema diciéndole a tu hijo que se defienda y tome venganza, esto empeoraría más la situación, es mejor que discutan como pueden responder asertiva mente a los acosadores y practica respuestas con tu hijo.


Debes ponerte en contacto con el maestro de tu hijo y con la dirección de la escuela para ponerlos al tanto de lo que esta ocurriendo, pídeles su cooperación en la resolución de los hechos.
En caso de que el acoso continúe, tendrás que consultar a un abogado.


Si tu hijo se encuentra muy dañado emocionalmente por toda esta situación, busca la asesoría de un psicólogo para ayudarle a que supere este trauma. Pero jamás te olvides que la mejor ayuda, en esos casos, es la de su familia.


Para mas información sobre el bullying en general en diferentes circunstancias y edades, visita la

pagina http://bullyingunitec.blogspot.com